Home Control

5 mitos sobre los mosquitos y unos consejos prácticos

¿Si enciendo una vela me quito de encima los mosquitos? ¿Hacen algunas plantas de repelentes de mosquitos para el hogar? ¿Se ceban los mosquitos solo con la sangre? Estos monstruitos voladores alimentan su buena dosis de mitos. Si quieres la verdad y de paso unos cuantos consejos para librarte de los mosquitos, sigue leyendo…

Mito 1: solo quieren sangre

Pese a que sin duda se parezcan, los mosquitos no son vampiros. Así que, aunque te hayan contado que solo se ceban con la sangre humana, no es del todo verdad. De hecho, las 3500 especies de mosquitos que existen tienen paladares muy variados, desde la fruta hasta el néctar pasando por el agua a la sangre animal y humana. La variedad chupasangres son todas hembras que intentan aprovechar las proteínas y el hierro de la sangre para poner sus huevos. Si les gustas especialmente, una gran forma de mantenerlos a raya es ponerte manga larga y echarte spray con icaridina cada vez que salgas de casa.

Mito 2: las velas nos protegen

Aunque parece haberse demostrado que el humo de las velas de citronela tiene propiedades repelentes de insectos, su alcance es limitado. Si enciendes una vela para que actúe como repelente de mosquitos para el hogar, lo máximo que seguramente hará será repeler a los sedientos bichos del humo, pero tú seguirás siendo de lo más vulnerable. Una forma mucho más efectiva de protegerte a ti y a tu familia es con un dispositivo eléctrico antimosquitos, como HomeControl. A diferencia de algunos repelentes sónicos que, por desgracia, son ineficaces, el difusor anti mosquitos HomeControl libera un insecticida que mata a estos bichos chupasangre.

Mito 3: me vale con poner plantas repelentes

La idea de que se pueda disuadir a los mosquitos de su misión chupóptera por el simple olor o vista de una planta o plantas concretas es divertida, pero, desgraciadamente, no tiene sentido. Aunque algunas plantas tengan cualidades repelentes de insectos, como aceites esenciales, tienen que machacarse, quemarse o untarse en la piel para tener eficacia. Si las plantas sin más, solo te darán sombra, humedad y una pista de aterrizaje muy práctica para las visitas indeseadas. Si te preguntas qué hacer para librarte de los mosquitos, en vez de poner más arbustos en tu casa o jardín, una estrategia más inteligente es mantener las plantas bien recortadas y bastante secas.

Mito 4: ¡achichárralos!

Puede haber algo de justicia poética en ver a esos bichejos volar hacia su perdición y quedarse fritos en esas máquinas de aspecto imponente. Por desgracia, bien miradas, las trampas mata mosquitos (esas de baja tensión y luz ultravioleta) resultan ser más eficaces para matar insectos buenos como las polillas y los escarabajos. Algunos expertos creen incluso que estos aparatos eléctricos son contraproducentes y atraen a los mosquitos a tu jardín, donde luego abandonan su rumbo hacia la condena y se desvían al destino más carnoso de tus pantorrillas o tobillos. Aunque suene a chiste, el mejor sitio para poner un exterminador de esos es en el jardín del vecino, pero si no quieres hacer enemigos, lo mejor es que evites las horas punta de insectos, te tapes la piel y uses productos con icaridina cuando salgas.

Mito 5: el detergente es mágico

Como el detergente con limón es bueno para quitar manchas de grasa, a lo mejor también funciona si lo meto en un cuenco con agua para repeler mosquitos... Esa parece la lógica que encierra este mito tan común. Sin embargo, aunque es cierto que el detergente hace milagros con la vajilla, sus poderes mágicos no se extienden del todo al control de insectos. Como a los mosquitos les atrae el agua, algunos aterrizarán sobre el detergente y no podrán despegar. Tampoco podrán poner huevos (y si lo hacen, las larvas no sobrevivirán). Sin embargo, a sus colegas no les repelerá ver ese horror jabonoso ni se caerán del cielo tampoco. Lo mejor es que quites de en medio toda el agua estancada y dejes que se encarguen del control de insectos otros dispositivos eléctricos antimosquitos, como HomeControl.