Home Control

Cómo librarse de los mosquitos en verano: 5 consejos para tu hogar

No hay nada que fastidie más las noches de verano que el agudo zumbido de esos bichos tan aficionados a chupar sangre. Por suerte, protegerse de los insectos no tiene por qué ser complicado. Si en verano te gusta dejar las ventanas abiertas y quieres mantener a raya los mosquitos, te damos estos cinco sencillos consejos para disfrutar sin agobios…

1. Dale al ventilador

Resulta que, aparte de ser molestos y de transmitir de vez en cuando alguna enfermedad mortal, los mosquitos no son vuelos voladores y no aguantan el viento. ¡Buenas noticias para ti! Si quieres saber cómo repeler los mosquitos, la respuesta está en el ventilador. Los ventiladores de techo, mesa o pie no solo proporcionan una refrescante brisa en las cálidas tardes o noches —¿y a quién no le gusta eso?—, sino que funcionan también como repelente de mosquitos. Enciéndelos y mira cómo se encargan de tus archienemigos con alas.

2. Todo cubierto

Parece lógico que, si quieres repeler los mosquitos, te toque invertir en algún tipo de repelente. Algo bueno, algo que les diga a esos bichejos quién manda en casa. Pero con tantas opciones, ¿cómo elegir el mejor repelente de mosquitos para ti? Fácil. Primero, no optes por las soluciones naturales. Aunque puedan resultar atractivas, muchos estudios demuestran que no son realmente efectivas. Cuando vayas a salir, busca los productos con DEET que protejan de verdad.

Para el interior, como la opción de los aerosoles con DEET no nos sirve (ni tampoco salir a la caza nocturna armado con distintos mata bichos), piensa en soluciones IoT inalámbricas. Por ejemplo, el difusor antimosquitos HomeControl, que se conecta a una toma, se conecta con tu móvil o tablet a través de una app y se puede controlar de forma remota. Con distintos modos para controlar la intensidad, una función inteligente para ajustar el tiempo y la previsión de mosquitos y notificaciones de recarga, te puede ayudar a que la familia duerma tranquila y a librarte de los bichos por las noches.

3. Di no al H2O

No tires la bebida por el desagüe ni dejes de beber agua porque sí. Cuando aprieta el calor, la hidratación es importante. El problema es el agua que se queda en los jarrones, las regaderas, los cubos y los estanques. Ese tipo de H2O es un reclamo para los mosquitos porque no solo les da un sitio para hidratarse, sino que les viene genial para poner sus huevos. Si quieres mantener a raya la población de bichos, procura quitar de en medio el agua innecesaria y no te olvides de tapar las bebidas y las jarras.

4. Mosquiteras para las fieras

Siempre se agradece la brisa de verano, además de que es la forma perfecta de refrescar y ventilar tu casa. El problema es que, cuando te lanzas a abrir ventanas y puertas, estás dando vía libre a que te invada todo tipo de bichos molestos. Pero ten algo claro: la brisa y los mosquitos se diferencian en algo crucial: una pasa por una malla, los otros no. Pon mosquiteras finas en las ventas y puertas, cubre tu cama y seguro que lo notarás. Así podrás disfrutar a tope del verano, dejando a esos indeseables fuera.

5. Menos verde es más

La vegetación frondosa y exuberante tiene muchas ventajas, pero hacer de repelente de mosquitos no es una de ellas. Más bien al contrario. A los mosquitos les encantan los recovecos con humedad y sombra para descansar, rehidratarse y recuperarse. Si te preguntas qué hacer para mantener los mosquitos a raya, la respuesta está en el mantenimiento de los jardines y las macetas. Corta el césped con frecuencia, mantén tus zonas verdes bien cuidadas y comprueba que la tierra de las macetas no esté muy húmeda y apetecible para esos monstruos con alas.